UP considera que la propuesta de Vera es «la primera piedra para acabar con el catalán en Baleares»