Las empresas de vehículos de alquiler aseguran que su flota representa el 10% del parque móvil