Costa defiende que «no va de pintar presupuestos, sino de ejecutar; lo contrario es mentir