Vox cree que la moción que limita la venta de viviendas a no residentes va en contra de la propiedad privada