Armengol confinará la zona de Arquitecte Bennàssar de Palma para continuar luchando contra la propagación del covid-19 y dice que «somos la Comunidad más afectada económicamente»

por | 15 Sep, 2020 | Actualidad, Coronavirus, Destacadas, Economía, Política, Salud

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha asegurado este martes que se aplicarán «nuevas medidas» para contener la segunda ola de la Covid-19 que se vive en las Islas Baleares. Concretamente, una de las medidas que se adoptarán a partir de este viernes será el confinamiento de la zona de Arquitecte Bennàssar, en Palma.

«Hablamos de decisiones difíciles, que no gustan a nadie y que exigen más sacrificio por parte de los ciudadanos, de los propietarios de negocios y de los trabajadores, pero también sabemos que dan buenos resultados y harán que detengamos el virus de forma más rápida y podamos volver más pronto a la normalidad», ha dicho Armengol en su comparecencia en el Parlament.

La presidenta ha anunciado nuevas restricciones de la movilidad en la zona de la avenida de Arquitecto Bennàssar, en Palma, y ​​en los barrios de más afectación de Sant Antoni y Vila, en Ibiza, en línea con las intervenciones comunitarias que ya se han hecho en cuatro barriadas de Palma.

Durante su intervención en la sede parlamentaria, Armengol ha destacado que hay una diferencia principal entre la segunda ola actual y la situación vivida con la primera ola: «Ahora estamos más preparados. Hoy nuestros profesionales sanitarios conocen mejor la enfermedad y cómo tratarla».

En esta línea, ha recordado que «ahora hacemos muchas más pruebas PCR y es Salud la que busca y encuentra muchos positivos a través de los sistemas de rastreo, los cuales detectan, del total, un 53% de casos asintomáticos».

Actualmente, el Govern dispone de 240 rastreadores, a los que se han sumado 100 más que el Ejército ha puesto a disposición.

La mejora respecto a la primera ola se explica también, según ha destacado la presidenta, «por la ciudadanía, que está demostrando una vez más que sabe estar a la altura, que sabe responder con responsabilidad y hacer frente al virus cumpliendo las restricciones y medidas de protección ».

En este sentido, Armengol ha destacado que, en su opinión, existe «una mejora de los datos sanitarios, ya que en los últimos días se está aplanando la curva de contagios». Sin embargo, ha insistido en que hay que perseverar, porque la extrema virulencia del virus no permite ninguna relajación.

Coordinación y situación económica

«Este virus no admite relajación, pero tampoco permite división: nos obliga a actuar en coordinación plena, todos a la vez», ha subrayado la presidenta. Es por ello que ha insistido en que, según su opinión, todas las decisiones se han tomado desde el diálogo y ha recordado las reuniones que se han llevado a cabo entre administraciones, grupos políticos y agentes sociales y económicos. Este extremo, evidentemente, no es compartido por la oposición. 

«Tenemos claro que la lucha contra la Covid-19 no es sólo una cuestión del Departamento de Salud ni es sólo una cuestión del Govern. Es una responsabilidad de todos», ha recalcado.

Además, también ha apuntado que la pandemia ha demostrado la importancia de apostar por unos servicios públicos de calidad. «La responsabilidad individual es clave, pero sin la fortaleza del ámbito público no habríamos resistido el golpe», ha afirmado en contra de la opinión de los partidos en la oposición. 

La presidenta ha expuesto también la situación económica que está provocando la pandemia, con una caída del 40,5% de la economía de abril a junio, el doble que en el resto del Estado español.

«Somos la comunidad más perjudicada», ha remarcado. Por este motivo, ha valorado especialmente las figuras de protección que se han aplicado, como los ERTE, el ingreso mínimo vital o la renta social garantizada, que en este caso aprobó el Parlamento de 2016.

Armengol ha agradecido que se haya optado por el ERTE en vez de los ERE, «que habrían supuesto más despidos y la desaparición de muchas empresas».

También ha insistido en que el Govern «seguirá vigilando para que este sistema de protección se mantenga el tiempo que sea necesario, hasta que nuestras empresas y nuestros trabajadores puedan retomar la actividad». «La preservación de nuestros puestos de trabajo es fundamental para garantizar la cohesión social y acelerar la llegada de la recuperación». Este extremo también es considerado «una cortina de humo» por la oposición.

Armengol también ha hecho hincapié en el Pacto de Reactivación Económica y Social, así como la estrategia conjunta para conseguir fondos europeos de recuperación que «nos deben servir para transformar nuestro modelo, para hacerlo más diverso y competitivo» .

Pésame y agradecimientos

Armengol ha comenzado su intervención enviando un mensaje de pésame a las familias que han perdido a algún ser querido debido a la enfermedad y también ha mostrado su apoyo a todas las personas que en este momento la están sufriendo. Por otra parte, ha agradecido «el grado de compromiso y el esfuerzo demostrado por el colectivo sanitario, que, casi sin descanso, se deja la piel para combatir la enfermedad».

Del mismo modo, ha agradecido especialmente a los docentes ya toda la comunidad educativa el esfuerzo para empezar el nuevo curso escolar. «La educación de nuestros hijos es una prioridad, una garantía para avanzar hacia una sociedad más justa. Es nuestra mayor herramienta de transformación, la única que garantiza un futuro mejor para nuestros niños», ha zanjado.

Fotos: CAIB