El exgerente del Ibetec acepta dos años de cárcel reconociendo la agresión sexual a una mujer y el ataque a un policía