Montero no descarta la presencia en las listas de barones territoriales del PSOE que han perdido su presidencia