ASPE anima a otras CCAA a imitar el decreto balear de atención sanitaria a extranjeros con sanidad privada