Penalva admite que en la instrucción no se ha sentido “coaccionado”, pero dice que se ha “malusado” el procedimiento