El Govern hará después del verano una macroencuesta para conocer qué opinan los residentes del turismo