Cort defiende que la problemática de los árboles de Sa Calatrava «no es política, sino de seguridad»