El Museo del Calzado y de la Industria, entre los cinco mejores de Europa

por | 9 May, 2022 | Cultura, Destacadas, Inca, Part Forana

Haarlem (Países Bajos), Cork (Irlanda), Bergen (Noruega), Fensmark (Dinamarca) e Inca (España). Estos son los cinco mejores museos de Europa en 2022 proclamados este sábado por el Foro Europeo de Museos (EMF) en una solemne ceremonia celebrada en Estonia.

Un total de sesenta museos participaron en esta edición, el doble que en ediciones anteriores debido a que el pasado año no se pudo celebrar el evento por la pandemia.

Aina Ferrero, directora del Museu del Calçat i la Indústria recibió este fin de semana el prestigioso galardón que distingue al Museo Inca en la categoría de Participación y Compromiso con la Comunidad.

El Museo ganador de este certámen fue el Museum of the Mind ubicado en Haarlem en los Países Bajos. Otros cuatro museos recibieron premios, entre los que se encuentra el Museo del Calzado de Inca. También hubo diferentes distinciones menores a otros centros culturales y varios premios individuales.

La importancia de este premio todavía no ha sido digerida en las islas Baleares. No se trata de un premio cualquiera. El Premio del museo europeo del año (en inglés, European Museum of the Year Award, EMYA) es el más prestigioso y de más larga duración que se concede a un museo en Europa, presentado cada año por el European Museum Forum (EMF), bajo los auspicios del Consejo de Europa.

El objetivo de la distinción de «museo europeo del año» es reconocer la excelencia en la escena museística europea y fomentar y promover los procesos innovadores en el panorama internacional de los museos. El premio se otorga al museo que contribuya más directamente a atraer audiencias y satisfacer a sus visitantes con un ambiente único, una interpretación y presentación imaginativas, un enfoque creativo orientado a la educación y a la responsabilidad social.

Fernando Romay, ilustre visitante del Museo de Inca.

El EMYA se otorga a museos establecidos que han abordado una modernización o expansión en los últimos dos años o a nuevos museos abiertos al público en los dos años anteriores.

Pocos museos en España han logrado el máximo galardón. El Guggenheim de Bilbao lo logró en el año 2000, el Museo Arqueológico Provincial de Alicante en 2004, CosmoCaixa de Barcelona en 2006 y el Museo de Medina Azahara de Córdoba en 2012.

Según la organización este premio supone el reconocimiento a «un compromiso profundo, continuo y empoderador entre un museo y sus partes interesadas, que coloca al museo como un punto de orientación y referencia en el centro de sus comunidades, ya sean estas locales, nacionales, globales o definido de otra manera».

Para los organizadores y jueces el Museo de Inca «es un museo centrado en las personas con un presupuesto muy bajo pero con un gran corazón, mucha energía y una participación activa de la comunidad local. Como ejemplo de museo, se destaca por su historia personal de resiliencia, ya que logró revertir su futuro sin esperanza en un nuevo camino de crecimiento gracias al apoyo local. Demuestra notablemente cómo el trabajo intergeneracional y la transmisión de conocimientos y habilidades a las generaciones más jóvenes pueden inspirar y fomentar un renacimiento de las tradiciones artesanales, centrándose en la historia y la fabricación del calzado».

Esta tarde está prevista la llegada a Mallorca de la representación balear que recibió el premio en Estonia, encabezada por la directora del Museo, Aina Ferrero.