El Supremo confirma 20 años de prisión para el autor de un atropello múltiple en El Arenal

por | 22 Jun, 2022 | Destacadas, Palma, Sucesos

El Tribunal Supremo ha confirmado la pena de 20 años de prisión por cuatro delitos de homicidio en grado de tentativa para el autor de un atropello múltiple en El Arenal de Palma que tuvo lugar en 2019.

Los magistrados de la Sala de lo Penal han concluido que aunque no exista una diligencia o atestado de reconstrucción, «resulta obvio» que hay «pruebas sobradas de que el atropello fue intencionado y no provocado por una incidencia imprevista de tráfico».

Según la sentencia, a la que ha tenido acceso este medio, los hechos se remontan a abril de 2019, cuando el acusado estaba en un local de Palma. El hombre «tuvo problemas», el asunto llevó a una discusión y terminaron peleando fuera del local, al otro lado de la calle, hacia la playa.

Una vez terminada la pelea, el acusado se subió a un coche –que conducía un amigo– y se alejó gritando «te voy a matar». Volvió luego, conduciendo él otro vehículo, que según la sentencia figuraba como robado, y embistió contra las personas que se hallaban a la puerta del local. Inmediatamente después se bajó del coche –«y sin preocuparse de si había heridos o si alguien necesitaba ayuda»–, se dirigió hacia el vehículo de uno de los amigos que le seguía y se fue.

Aquella madrugada resultaron heridas cuatro personas. Todos necesitaron atención médica. Unos sufrieron múltiples heridas superficiales, otros registraron fracturas varias. Tardaron hasta más de 100 días en curar.

CONFIRMA EL HOMICIDIO EN GRADO DE TENTATIVA

La Audiencia Provincial de Palma le condenó a 20 años de prisión y el Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) confirmó la sentencia. El condenado, insatisfecho, llevó el caso al Tribunal Supremo para pedir, entre otras cuestiones, que se evaluara la calificación de homicidio debatiendo sobre el ánimo de matar.

En la resolución, de la que ha sido ponente el magistrado Antonio del Moral, el Supremo ha asegurado que en este caso no se dice que actuara con el «propósito exclusivo y decidido y claro de acabar con la vida de los cuatro lesionados y que no lo consiguió, sino que actuó con indiferencia a la lesión que podría causar no solo a la integridad física sino también a la vida de los atropellados».

El hombre, además, reclamó que se le aplicara la atenuante de dilaciones indebidas porque se tardó seis meses en dictarse sentencia como consecuencia de una enfermedad de la magistrada a cargo de la ponencia.

En 15 folios, el tribunal ha desestimado la petición y ha explicado que no basta una paralización, menos si es fundada como fue en este caso, para aplicar dicha atenuante.