Aguirre: «Nos cuesta mucho ganar»