El Govern rechaza las enmiendas a la totalidad de la oposición y sigue tramitando los presupuestos para 2021 en el Parlament

por | 17 Nov, 2020 | Actualidad, Destacadas, Islas Baleares, Política

Tal y como se esperaba, ha habido luz verde para el equipo de gobierno en el pleno del Parlament durante el debate de totalidad en la tramitación de los presupuestos del Govern para 2021. El Proyecto de ley de los presupuestos generales de la Comunidad Autónoma para 2021 ha rechazado las tres enmiendas a la totalidad presentadas por grupos de la oposición (PP, El PI y Vox), que han sido descartadas por 31 votos en contra, 21 a favor y cinco abstenciones, y se han aprobado las cuantías globales de este nuevo proyecto de presupuestos -con 31 votos a favor, 21 en contra y cinco abstenciones-. El Pacte ha decidido los nuevos presupuestos.

La consellera de Hacienda y Relaciones Exteriores, Rosario Sánchez (foto) ha defendido ante el pleno del Parlament estos segundos presupuestos de la legislatura, “los primeros desde la irrupción de la pandemia que ha sacudido el mundo y nuestra comunidad”. “Unos presupuestos para hacer frente al mayor desafío que hemos tenido: controlar una pandemia sanitaria, preservar la cohesión social y favorecer la recuperación de nuestro sistema productivo”, ha dicho.

Sánchez ha destacado que los presupuestos aportan “estabilidad y confianza” ante las incertidumbres de la actual coyuntura y nacen “con un esfuerzo público excepcional” ante la actual “situación de emergencia”, con cuatro ejes que resumen los objetivos de estas cuentas. En primer lugar, ha dicho, “garantizar la seguridad sanitaria en todos los sectores, clave tanto desde el punto de vista de salud como para la reactivación económica. La inversión en salud pública es la inversión económica en estos momentos más rentable”.

Presupuestos para proteger «las rentas de las personas y de las empresas»

Unos presupuestos, ha continuado la consellera, “para proteger las rentas de las personas y de las empresas”, con un refuerzo de las prestaciones sociales, las ayudas de comedor escolar, las ayudas para el alquiler de vivienda, así como de las inversiones en centros y unidades de salud y en centros educativos y el aumento de las plazas en residencias y centros de día, y también de las líneas de ayudas y financiación dirigidas a empresas y autónomos.

Además, son unos presupuestos “para preservar la cohesión social en estos momentos tan complicados, puesto que este presupuesto refuerza más todavía su componente social”, y que “logran nuevamente el gasto social más alto de la historia, que crece en un 8%, hasta superar los 3.340 millones de euros” en las cuentas iniciales para 2021.

Y se trata también de unos presupuestos planteados para “ayudar a impulsar la reactivación y la diversificación de nuestra economía y de nuestra sociedad”. “Con un aumento de las inversiones del 14% en el presupuesto inicial de la Comunidad, hasta los 745 millones de euros (92 millones más que este año), y que se incrementará con los nuevos fondos europeos”, ha añadido la consellera.

Los presupuestos para 2021 se sitúan inicialmente en 5.881,5 millones de euros. Las cuentas incluyen un aumento del gasto destinado a las políticas públicas de 342,7 millones, hasta los 4.726,5 millones, un 7,8% más respecto del presupuesto no financiero para 2020, y se prevé un nuevo incremento con la incorporación de más recursos provenientes del nuevo fondo europeo, con los cuales se estima que el presupuesto global superará los 6.000 millones.

Según la consellera, el grueso del presupuesto se destina a la seguridad y la asistencia sanitaria, el refuerzo necesario del sistema educativo y la protección social, como escudo ante el impacto de la crisis provocada por la Covid-19; y a la reactivación económica y social, a través del despliegue eficaz de las medidas contenidas y ya iniciadas del Pacto para la Reactivación y la Diversificación Económica y Social de las Illes Balears, acordado por el Govern, el resto de administraciones públicas de las islas, agentes sociales y económicos y grupos políticos, a fin de mitigar los efectos económicos y sociales de la pandemia.

Para 2021, aumenta el gasto social -políticas de salud, educación, servicios sociales, empleo y vivienda- hasta situarse inicialmente en 3.340,4 millones, la cifra más alta destinada a estas áreas, un 8,1% más (un incremento de 249 millones) respecto del presupuesto 2020. El mayor aumento por políticas es el de la sanidad, con 206,3 millones más, hasta llegar a 1.933,2 millones. El presupuesto de educación crece en 48 millones, hasta 1.053,2; y el de políticas de protección social, en 28,5 más, hasta los 215,2 millones.

«Ayudas económicas a familias y al tejido empresarial»

La titular de Hacienda y Relaciones Exteriores ha destacado también el aumento de las prestaciones sociales y las diversas líneas de ayudas económicas, tanto a familias como al tejido empresarial. En este sentido, para 2021 se pone en marcha una nueva línea de créditos ISBA para inyectar inicialmente hasta 100 millones más a pequeñas y medianas empresas y autónomos, los cuales se añaden a los más de 173 millones de financiación aprobada durante 2020 que benefician además de 2.000 pymes y autónomos a través de las líneas del Govern e ISBA.

La consellera también ha explicado que, además de esta línea de financiación, el Govern aumenta las transferencias a empresas privadas, principalmente correspondientes a ayudas y subvenciones dirigidas a los diversos sectores, en un 23%, hasta 40,8 millones en esta previsión inicial de los presupuestos 2021, lo que supone 7,6 millones más que este año y que representan un 190% más que en 2015.

En las cuentas 2021, como ya explicó en su presentación, se reduce en un 23% el presupuesto financiero, el cual recoge los recursos destinados al pago de la deuda acumulada de la Comunidad, después de que para 2020 se hubiera producido un aumento atípico del volumen de amortización de la deuda por el retorno de 450 millones de dos emisiones de deuda de legislaturas anteriores.

Foto: CAIB