Antonio Oviedo, el hombre que sacó al Mallorca del pozo

por | 17 May, 2022 | Actualidad, Colaboradores, Deportes, Fútbol, Historias del fútbol, Real Mallorca

Eran las vísperas de las Navidades de 1981 cuando la Junta Directiva del RCD Mallorca presidida por Miguel Contestí cesaba de su cargo de entrenador a Antonio Oviedo, una decisión injusta y quizás el mayor error de la era Contestí.

Oviedo se hizo cargo del Mallorca en el verano del 79 a pocos días del inicio de la Liga tras la renuncia de Andrés Quetglas a dirigir al equipo. El club, gracias a Contestí, salía a flote después de tocar fondo en el año anterior. Era la temporada de la creación del grupo balear de la Tercera División.

Fue una temporada inolvidable. Con Oviedo al frente, el Mallorca logró la increíble cifra de encarrilar 17 victorias consecutivas. Mallorca y Poblense mantuvieron un apasionante mano a mano que se inclinó del lado mallorquinista que logró el ascenso a Segunda B.

Dos ascensos consecutivos

En el siguiente curso, 80/81, de nuevo una campaña para recordar, con un Paco Bonet en modo estelar y partidos memorables como el 5-0 al Córdoba y la remontada en el Luis Sitjar ante el Jerez con lipotimia incluida del míster en el banquillo. Un nuevo ascenso, Oviedo en dos años había sacado al Mallorca del pozo de la Tercera y lo había situado en Segunda División A.

Una vez en Segunda y tras empatar en Palma contra el Deportivo a punto de finalizar la primera vuelta y con el equipo en media tabla con un positivo, Oviedo fue cesado dejando un registro difícil de igualar, en sus dos años y medio como entrenador el Mallorca jamás perdió un partido de Liga como local.

Tras el cese llegaría Lucien Müller y refuerzos para mejorar el equipo, Barrera entre ellos, al año siguiente y con una plantilla confeccionada para ello se consiguió el ascenso a Primera, seguramente con los mismos mimbres Oviedo también lo hubiera conseguido pero el destino no lo quiso así, ascenso que sí logró como jugador al ser uno de los «héroes de Vallejo» en lo que significó el primer ascenso del Mallorca a Primera División. Como futbolista también tiene el honor de haber sido el primer jugador del Mallorca en marcar un gol en partido oficial en «La Catedral» (26/03/1961).

Serra Ferrer, Cúper, Aragonés y Manzano hicieron grande al Mallorca pero antes de ellos hubo un Antonio Oviedo que lo hizo posible y que, en mi humilde opinión, tanto el club como el mallorquinismo, le deben mucho.