Reflexiones a las cinco y desde la butaca

por | 15 Ago, 2022 | Colaboradores, Opinión

gerencia@mallorcainforma.com | + posts

Director-gerente de Mallorca Informa.com. Ha dedicado más de 25 años de su vida al periodismo. Ha trabajado en Radio Balear y Onda Cero y ha colaborado en el diario El Mundo y Europa Press. Premio Eureka a la mejor idea de empresa.

A las cinco y media empieza a rodar el balón en San Mamés y el RCD Mallorca inicia su segunda temporada consecutiva en Primera División.

Escribo este artículo a falta de unos minutos para el inicio de la competición y ojalá me equivoque. Lo deseo de corazón, pero creo que el Mallorca no tiene un equipo de garantías para mantener la categoría.

Por mucho que nos quieran vender que el Mallorca ha hecho una gran pretemporada, que solo ha encajado un gol, que han hecho un gran esfuerzo para firmar a Muriqi y que cuenta con una plantilla de garantías para afrontar la Primera División, el sentido común me dice todo lo contrario.

No me sirve la esperanza que destilan las redes sociales, ni los medios oficialistas, ni los videos del club -por cierto muy bien hechos- que ilusionan a la afición mallorquinista.

El que le hicieron a Hoppe -hace ahora un año- estuvo muy bien el día de su presentación pero si hoy pulsamos en Play refleja exactamente el rendimiento que ha ofrecido el americano en la isla.

Quiero decir con esto que la permanencia se gana en el terreno de juego.

Se han ido Reina, Kubo, Sastre, Brian Oliván y Salva Sevilla -por citar a algunos- y han venido para sustituirles Rajković, Cufré, Copete y Lago Junior.

¿Realmente alguien se puede creer que este Mallorca se ha reforzado?

Afortunadamente todavía no se ha acabado el plazo.

Es cierto que se ha hecho un esfuerzo en renovar a Battaglia, Maffeo y Muriqi pero estos ya formaban parte del equipo la temporada pasada, que se salvó en la última jornada.

Ayer disfruté viendo una entrevista realizada por el departamento de comunicación del RCD Mallorca a Ernesto Valverde y me hizo recordar aquellos tiempos en los que el ex-presidente Beltrán vendía ilusión por los cuatro costados, pero también fichajes.

En aquella temporada 1996/97 el Mallorca contaba con jugadores de la talla de Valverde, López Rekarte, Monchu, Carreras, Galca, Stankovic, Obiku o Copado. Una combinación de nombres y hombres. El resultado fue el ascenso.

Sobra hablar de los años siguientes, con el Mallorca ya en Primera y una lista interminable de jugadores ilusionantes.

Los años me dicen que las pretemporadas tienen poco que ver con lo que ocurre durante la temporada.

Ojalá me equivoque y hoy asistamos al primer resultado positivo del equipo en San Mamés… (continuará)

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.