¡¡¡Vaya pollo!!!

por | 6 Jun, 2020 | Actualidad, Historias

Fue una señora a comprar una docena de huevos a un mercado y, a la hora de pagar, mientras la cajera registraba el código, notó un “movimiento extraño” en la huevera. Y es que… un polluelo estaba naciendo, tras haber roto el cascarón de uno de los huevos. Sucedió en la capital de Thailandia, Bangkok.

La propietaria del establecimiento, Khun Pukpik, substituyó la caja a la clienta y se quedó el polluelo como mascota.

Evidentemente no es nada habitual que un polluelo nazca de un huevo de un mercado, pero no imposible. Las gallinas no necesitan gallos para poner huevos.

Las gallinas que se crían intensivamente en granjas son las que ponen, por sí solas, los huevos que habitualmente se compran en los establecimientos para el consumo humano.

No obstante, las llamadas gallinas camperas, que se crían libres en los campos, están fuera de control y pueden ser fecundadas por un gallo. Este hecho, sumado a que estos huevos no suelen pasar por cámaras de refrigeración antes de llegar a los comercios, puede provocar, aunque muy difícilmente, el nacimiento de un polluelo.

S'Animalada, alimentación y complementos para mascotas.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *