De fuera vendrán que tonto te harán

por | 10 Ago, 2022 | Colaboradores, Opinión

+ posts

Alejandro Vidal, inscrito en el Registro Oficial de Periodistas con el número 13.993 y en el de Radio y Televisión con el número 4.252, fue miembro del equipo fundador de Antena 3 Radio (1982), Premio Deglané al Mejor Director Regional de Antena 3 de Radio en 1988, Micrófono de Oro de la Federación de Asociaciones de Radio y Televisión de España (1993) y Antena de Oro (2011).

Huyamos de cualquier interpretación política y vayamos a los hechos. El mismo día que el Consell Insular de Mallorca ha rechazado 26 proyectos para ampliar o mejorar las carreteras de la Isla, ha aprobado un pago de casi dos millones de euros a una sociedad de capital americano, exactamente 1.815.000, para que el multiusos de Son Moix, de titularidad municipal, siga llamándose «Visit Mallorca».

Ya puestos, cabe sugerir que la Catedral pase a llamarse Mallorca Cathedral, el Castillo de Bellver «Mallorca Castle» la Lonja «Mallorca fish market» y la calle donde se ubica el recinto «Mallorca’s kings street». Cachondeo aparte, si el club ya ostenta y pasea el nombre de guerra, ¿a qué viene insistir con el del estadio a precio de inversión publicitaria innecesaria por redundante?.

Robert Sarver y sus socios aterrizaron en Son Sant Joan, «visit Mallorca airport», a país conquistado. Un descenso a Segunda B para reducir personal y gastos, otros dos a Segunda compensados con los mismos ascensos sin aval de futuro y ninguna crítica. Afición sumisa sin y con aumento de precios, medios de comunicación controlados para celebrar como es debido el fin del concurso de acreedores, obligación inherente a la compra del club, y hasta cohetes porque se pueden inscribir jugadores. Cort acordando un precio para la adquisición de las acciones del Luis Sitjar, previa a una oferta pública para el resto de copropietarios en forma de OPA y pleno consentimiento a la retirada de pistas de atletismo y reforma de la grada de sol y los fondos. No les dejan edificar una residencia en la ciudad deportiva, «visit Mallorca Son Bibiloni», se supone que para compensar.

Y la «nueva» Federación Balear de Fútbol, que se acaba de estrenar repartiendo cargos y sueldos, en silencio pese a representar al resto de clubs del Archipiélago que tendrían todo el derecho del mundo a preguntar ¿y de lo mío qué?. En concreto el presidente del Atlético Baleares se ha caído de un guindo, porque Ingo Volkmann ya debería estar en el Consolat de la Mar para pedir patrocinio o cambiar el nombre de su bombonera de la Via de Cintura.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.