Cómo protegernos de las enfermedades

por | 5 Oct, 2020 | Salud y bienestar

Como experto en bienestar Mente y Cuerpo, llevo casi un cuarto de siglo estudiando acerca del bienestar físico y psíquico y está muy comprobado que nuestro estado mental ejerce muchísima influencia en nuestra salud integral. Hoy quisiera tratar un tema que está tan en boca de todos, o en tapabocas de todos en estos días, que es el tema del contagio de enfermedades.

Son muchas las circunstancias que favorecen nuestro sistema inmunológico

Supongo que conocen acerca del sistema inmunológico humano, un sistema de protección, de adaptación, que el cuerpo humano tiene para convivir con su entorno y mantener un equilibrio vital. Este sistema de equilibrio que se produce en nuestro medio interno, en convivencia con el medio externo, tiene un funcionamiento óptimo cuando se dan ciertas circunstancias, que ya muchos científicos vienen estudiando hace décadas. Estas circunstancias que favorecen nuestro sistema inmunológico para permanecer sanos y en equilibrio interno con nuestro medio externo, son varias pero quiero mencionar las que se consideran en general más importantes:

Mente relajada

Pongo en primer lugar a tener nuestro sistema mental y emocional en un estado de relajación o armonía natural, sin el cual nuestro sistema neuroquímico generaría muchos tóxicos que deprimen nuestro sistema inmunológico. Dicho de otra manera, estar contentos, evitar el estrés excesivo, estar tranquilos, confiados y disfrutando la vida mejora ostensiblemente nuestra salud e inmunología.

Buen descanso

Otro aspecto muy destacable relacionado con el anterior es el detener un buen descanso nocturno. Dormir entre 6 y 9 horas, dependiendo del organismo de cada uno, es muy importante para poder tener un metabolismo sano. Deberíamos darle mucha importancia a tener un buen descanso durante la noche y ya hablaremos otro día en particular de este tema tan relevante.

Alimentación natural

Otro aspecto importante es el de tener una alimentación sana, con productos naturales, lo menos procesados posibles, con la mayor cantidad de alimentos del mundo vegetal y en una variedad lo más amplia posible y también de ser factible producidos de la manera más orgánica posible.

Actividad Física

Tener una vida activa, es decir no sedentaria, también ayuda, particularmente recomiendo las actividades de bajo impacto como caminar en la naturaleza, hacer yoga, andar en bicicleta, nadar y otras similares, que no sean de carácter competitivo y realizadas con una sonrisa y disfrutando.El gimnasio en las ciudades es casi inevitable pero hacerlo en forma moderada no obsesiva.

Contacto con la naturaleza

Cómo mencionamos la práctica de actividad física, también quería mencionar el estar en contacto con la naturaleza en sus diversas formas, tierra, agua, aire y fuego con el sol, es de vital importancia para mantener cierta armonía en nuestro sistema de protección natural. Poder caminar descalzos en la naturaleza en un lugar donde nuestros pies no se dañen y sino aunque sea en nuestra propia casa sobre piso de madera o de materiales naturales como piedra, también pueden ayudar a tener este contacto natural.

Meditar

Hago un apartado extra para el tema meditación como altamente recomendable para estimular nuestro sistema inmunológico y poder poner nuestro cerebro en una frecuencia alfa o theta, que ya ampliaremos en alguna nota específica al respecto, está altamente demostrado sus beneficios. Si usted no es practicante de esta técnica o no le interesa aprenderla, si le recomiendo tomarse lo más frecuentemente posible un momento para estar en silencio a solas, haciendo nada, solo observándose a sí mismo, a su respiración y poder intentar poco a poco traer la mente al presente, relajarse y sólo disfrutar del momento. Si tan solo hiciéramos eso al menos 15 minutos al día ya podremos notar muchos beneficios en nuestra salud

Vida afectiva

Lo deje para el final no porque sea un tema menor, sino porque es un tema bien especial, que es el de tener una vida afectiva rica, seres a los quien querer y relacionarnos y si es posible seres que nos quieran, una vida afectiva rica es el mejor pasaporte para estar lejos de la farmacia y de los médicos. El amor entre humanos puede a veces no ser tan fácil. El Amor hacia la tierra, las plantas y los animales también es maravilloso pero no olvidemos a los humanos que es muy importante.
Espero que aunque puedan ser conocidos algunos o todos de estos conceptos, recordarlos y revisar de ponerlos en práctica todo lo posible, para andar sin tanto miedo, sabiendo que la sabia naturaleza hace su trabajo y disfrutar más la vida a pleno.

Martin Cordoba
Life Coach www.MartinCordoba.com

Foto: Pixabay.

Web | + posts

Counselor Humanistico, Instructor de Yoga, entre otras discilinas en que se ha formado, dedicado al bienestar y desarrollo Personal desde hace mas de 15 años. Actualmente atendiendo su consulta en Mallorca y online para el mundo y trabajando para centros de bienestar en la isla.